The Oil Crash

oil

Actualización sobre el vertido del Golfo de México

Escrito por oilcrash 19-05-2010 en General. Comentarios (3)
Queridos lectores,

Hoy excepcionalmente voy hablarles de algo que tiene que ver con mi trabajo. Estos días participo en la edición de este año del International Ocean Vector Winds Science Team Meeting, que se está celebrando en las instalaciones de mi instituto. Hoy he asistido a la presentación que Óscar García Pineda, de la Florida State University, ha hecho explicando la evaluación que la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) del vertido causado por el accidente de la Deepwater Horizon. Óscar pertenece a la Oil Spill Task Force (OSTF), el grupo de trabajo que se ha constituido para asesorar sobre los peligros de este vertido. Sin entrar en demasiados detalles, Óscar nos ha explicado la técnica (basada en una red de neuronas entrenada) que han usado para extraer el área afectada por el vertido a partir de imágenes de SAR (Radar de Apertura Sintética) de satélite. La idea importante que quiero retener aquí es que la presencia de una capa de petróleo reduce la rugosidad de la superficie del mar (porque inhibe la generación de ondas capilares) y por eso el radar detecta que "algo pasa" ahí. Sólo cuando el viento es suficientemente fuerte se rompe esta capa y se vuelven a formar ondas capilares, aunque en ese caso no sabemos qué área es la que está afectada por el vertido.

Pues bien, los científicos del OSTF han evaluado la cantidad de petróleo que está saliendo del malogrado pozo viendo cómo crece diariamente el área afectada por esa porción de mar anómalamente "plana" que detecta el radar. Yo esperaba que Óscar confirmara la cifra de 5.000 barriles diarios que a capa y espada defiende British Petroleum. Pues no. Asumiendo que el espesor de la capa de hidrocarburo es de 0.5 micras (es decir, 200 veces más fina que un cabello humano) les sale la impresionante cifra de 25.000 barriles diarios, o sea, 4 millones de litros diarios, o sea, unas 3.200 toneladas diarias (en línea con la estimación que recogía yo en este blog hace dos semanas). Para que se hagan una idea, eso representa un Prestige cada 18 días, y esto ya dura 27 días. Lo peor del caso es que su estimación muy conservadora, ya que representa que la capa de hidrocarburo es muy fina; pero un episodio de fuerte viento el 2 de Mayo (que hizo invisible el petróleo al radar en aquellos sitios donde el mar rompió la capa superficial) reveló que en alrededor de la mitad de la superficie cubierta la capa debe ser bastante gruesa (consulten estos mapas). En la actualidad, el petróleo empieza a bañar las costas de Luisiana. Pero esto no es lo peor. Justo después de Óscar, Kathleen Dohan, de Earth and Space Research, nos ha enseñado cómo un remolino anticiclónico se acaba de situar justo debajo del vertido y lo está bombeando hacia la Corriente de Lazo (Loop Current). Ésta es básicamente un gigantesco meandro de la Corriente del Golfo, una de las corrientes marinas más potentes del mundo. Tarde o temprano, tenía que pasar. Ahora la Corriente del Lazo llevará una ingente cantidad de petróleo, en una semana más o menos, hacia las costas de Florida, bordeará esta península dañando gravemente la zona de los cayos y después girará hacia el norte para contaminar toda la costa este de EE.UU. hasta el Cabo Hatteras. A partir de ahí, girará hacia el este y atravesará el Atlántico, aunque se irá dispersando y abriendo en abanico en el proceso. Para cuando la corriente del Golfo nos traiga este chapapote a las costas del Cantábrico estará ya bastante degradado y disperso, así que siéntense tranquilamente y contemplen el más gigantesco experimento de dispersión de trazadores de la historia de la humanidad, el sueño de todo oceanógrafo; podremos ver todos los remolinos que se generan y cómo viajan por el Atlántico. Sería el sueño de todo oceanógrafo, si no fuera porque es una pesadilla ecológica. Teniendo en cuenta que algunos expertos dicen que el vertido, en realidad, puede ser varias veces mayor, y que BP parece incapaz de controlar el vertido, podemos estar delante del más grande desastre ecológico de la historia.

Dejando al margen el volumen monstruoso del vertido y de la zona que será afectada, este desastre es una herida que puede ser mortal a la explotación del petróleo de aguas profundas. Pero más del 10% de las reservas están ahí, sobre todo fuera de la OPEP. No podemos seguir sin ellas. No podemos seguir.

Salu2,

AMT

ADDENDA: Después de acabar este post, he encontrado aquí (página 16) el dato que me interesaba, y es cuánto petróleo hay en este pozo en particular (su nombre es Mississippi Canyon Block 252). Según esa estimación (bien podría estar inflada) hay 3,528 millardos de barriles de petróleo y 8,946 billones de pies cúbicos de gas. Si no hubiera manera de parar este vertido (por ejemplo, porque la temporada de huracanes que ahora comienza es inclemente con el ser humano) y asumiendo que el pozo libere espontáneamente un 30% de su capacidad antes de que la roca colapse como para impedir el flujo espontáneo, quiere decir que se liberaría aproximadamente un millardo de barriles de petróleo. Si asumimos el más pesimista de todos los escenarios de flujo de petróleo que he visto (100.000 barriles cada día), esto representaría un vertido que duraría 27 años.

Para que se hagan una idea de la inmensidad de la cifra, sobre la base de una capa de media micra, eso representa un volumen de 160 millones de metros cúbicos, que repartidos en una capa de media micra representa un área de 320 millones de kilómetros cuadrados. España tiene una extensión de 0.5 millones de kilómetros cuadrados, o sea que sería una extensión como de 640 Españas. Una capa así podría recubrir todo el Océano Atlántico.

Evidentemente esperamos que en los próximos 27 años seamos capaces de obturar ese pozo. También se tiene que decir que el petróleo se degrada espontáneamente en contacto con el aire y bajo la acción de la meteorización y de las bacterias marinas. Pero, cuidado, esto no es ninguna broma...

¿Hemos llegado al siguiente pico de precios?

Escrito por oilcrash 06-05-2010 en General. Comentarios (14)
Queridos lectores,

Quería dedicar el siguiente post a discutir sobre el pico del carbón y sus consecuencias a escala mundial, pero los acontecimientos de esta semana, y de hoy en particular, me fuerzan a hablar de otro tema. Al final parece que mis presentimientos se han cumplido en parte: el comportamiento de la bolsa española ha sido nefasto esta semana, y mientras esto escribo Wall Street se está recuperando de un momento de pánico durante el cual la cotización llegó a caer un 9% (parece que acabará la sesión con alrededor de un 3% de pérdida al final). No sabemos exactamente qué habrá pasado por la mente de los inversores, pero muy probablemente los mercados están manejando información no muy halagüeña sobre el futuro de la economía mundial; se habla que otros países muy endeudados pueden seguir la senda de Grecia, la cual puede considerarse que está acabando la fase 1 del colapso. Se está hablando de que los siguientes países que tendrán problemas debido a su alto endeudamiento y malas perspectivas económicas son Portugal, Irlanda, España, Italia,..., el Reino Unido. Empezamos a emplear palabras mayores, empezamos a considerar grandes economías de Europa como candidatas al colapso financiero. Y de alguna manera hay una cuestión que siempre yace implícita y nadie se atreve a verbalizar: EE.UU. es una de las economías más endeudadas del mundo, y mayores pecados que los que se atribuyen a los ahora penitentes pesan en el haber de la economía más grande del mundo.


Pero por lo que respecta a la otra parte de mis temores, sobre el precio del petróleo, no se están cumpliendo: en vez de subir hasta los 90$ (aunque el barril de Brent llegó a rozar este precio momentáneamente hace dos días) está cayendo en picado y de los más de 85$ de la semana pasada está ahora cotizando por debajo de los 78$. Una caída de 8 dólares en una semana es difícil de justificar, y sólo tiene un parangón: el price spike o pico de precio de Julio de 2008, cuando el barril de WTI llegó a valer 147$.

Es pronto para saber qué ha pasado exactamente. Puede, simplemente, que las malas perspectivas económicas, unidas a factores coyunturales como la nueva prohibición de volar por culpa de las cenizas volcánicas, han hecho que la demanda baje y el precio disminuya. O bien puede ser que al mantenerse el precio por encima del rango ideal de 70 a 80$ (de acuerdo con el ministro saudí del petróleo, Ali Al-Naimi) durante más de dos meses ha acabado por dañar la economía, ya muy debilitada por el ciclo recesivo anterior. Es por tanto posible que estemos empezando la segunda ola de la recesión. Yo daba por descontado que no hacía falta llegar  a 150$ para inducir esta segunda ola, dado el estado de debilidad actual, pero no me podía imaginar que se podrían inducir efectos tan nocivos a 80$. Con el agravante de que dados los problemas presentes de la exploración en aguas profundas la tensión sobre los precios no tardará en volver.

En fin, habrá que esperar la evolución de los acontecimientos. Y recemos para que los ataques contra España y la economía europea cesen pronto.

Salu2,

AMT

Algunos gobiernos cambian el rumbo

Escrito por oilcrash 29-03-2010 en General. Comentarios (1)
Queridos lectores,

Quería destacar dos noticias relevantes sucedidas durante la semana pasada.

El lunes 22 de Marzo de 2010, el Gobierno británico organizó un encuentro con la industria para discutir sobre el riesgo de que el cénit de producción del petróleo (Peak Oil) pueda llegar en los próximos años. Ha habido varios hechos significativos en este encuentro. Primero, que el Gobierno británico comienza a contemplar la posibilidad de que el Peak Oil pueda ser inminente. Segundo, que a esta conferencia invitaron a dos miembros de la red de Ciudades en Transición (Transition Network, TN). Para los que no sepáis de qué va esta red, esencialmente tratan de dotar a las comunidades de la necesaria resistencia para abordar los cambios, para lo cual el acento se pone en la producción agrícola con prácticas como la permacultura. Uno de los dos miembros de TN ha hecho una transcripción de cómo fue el encuentro; podéis encontrar la información original aquí. Para los que no sepáis inglés, os traduzco la conclusiones del encuentro:
  1. La fecha exacta del Peak Oil es una cuestión académica, lo importante es que es un hecho inevitable.
  2. Hay un alto riesgo de que suceda tan pronto acabe la recesión o en 3-4 años.
  3. Los precios inevitablemente serán mayores que ahora
  4. A corto plazo podremos confiar en el suministro de gas gracias a las reservas no convencionales.
  5. La intervención del Gobierno es algo inevitable.
  6. El cambio de comportamiento es clave, y el Gobierno necesitará trasmitir el mensaje cuidadosamente, comunicando que las cosas serán diferentes pero no peores.
  7. Se necesitan mejoras en el transporte, incluyendo la electrificación.
  8. La planificación de usos del suelo ha de tener esto en cuenta, y llegado el caso se deben establecer racionamientos.
En suma, el Gobierno británico se esta preparando para algo parecido a una economía de guerra. Que es a lo que vamos. Preocupa el embargo informativo y la fe en cosas como el suministro de gas no convencional, la electrificación y otras utopías tecnológicas, pero es evidente que se están comenzando a tomar el problema en serio.

Unos días más tarde, el 25 de Marzo, Le Monde publica, en su versión inglesa, un extenso artículo sobre la revisión de las previsiones del Departamento de Energia (DoE) de los EE.UU. Significativamente, por primera vez, el DoE cree que podemos estar comenzando el plateau de producción de petróleo previo al declive (ver artículo aquí). Para ser el DoE esto es un gigantesco avance, ya que ellos siembre han rechazado que se pudiera producir un Peak Oil a corto plazo. Argumentan que el problema es la desinversión en prospección petrolífera, cuestión ésta que ya hemos discutido en este blog y que no se puede desligar del declive de producción en sí, debido a la retroalimentación entre los factores geológicos y económicos. Por tanto, aunque el Gobierno de los EE.UU. no quiere decir el nombre de la bicha, hace un cambio radical de postura y ya no pronostica un futuro brillante y sin problemas.

Algo se está moviendo. El día 22 Daily Telegraph citaba al ex-científico jefe del Gobierno británico, según el cual las reservas de petróleo del mundo están exageradas al menos de un tercio. Recientemente, se ha publicado un artículo de científicos kuwaitíes -del que diversos periódicos británicos se han hecho eco- con un extenso análisis publicado en Energy Fuels muestra que el Peak Oil se producirá antes del 2014. Algo se está moviendo...

Salu2,

AMT

Las petroleras capitulan

Escrito por oilcrash 05-02-2010 en General. Comentarios (0)
Queridos lectores,

Debido a ciertos problemas informáticos recurrentes, que echan al traste las noticias cuando las intento publicar, he decido que durante algún tiempo mis redacciones serán más breves.

Querría destacar hoy una noticia reciente publicada en Energy Bulletin: La capacidad mundial de producir petróleo llegará a su cénit en 2010, dice el Director Ejecutivo de Petrobras. Resumiendo los puntos importantes que allí se señalan:

  • El Sr. Gabrielli, Director Ejecutivo de Petrobras, compañía estatal brasileña, dijo en un congreso en Diciembre pasado que el mundo llegaría a su cénit de producción de petróleo, contando con todos los tipos, incluidos los biocombustibles, durante el año en curso.
  • En la misma noticia se destaca que Sadad al-Husseini, quien fue ejecutivo de Aramco (la compañía estatal de Arabia Saudí), dijo recientemente que el mundo está en un plateau cenital.
  • También se destaca que el director ejecutivo de Total, Christophe de Margerie, asume que la producción mundial de petróleo no superará nunca los 89 millones de barriles diaros de petróleo, esto es, sólo 3.5 Mbarriles/día que ahora. Esto es igual que reconocer que estamos prácticamente en el cénit.
El análisis del Sr. Gabrielli es muy completo y detallado; recomiendo echar un vistazo a sus conclusiones. En todo caso, cuando las propias compañías petrolíferas comienzan a reconocer la verdad, después de haberla negado tantos años, échate a temblar. Porque eso quiere decir que son conscientes que no se pueden disimular sus efectos por mucho más tiempo, y quieren evitar que se las señale con el dedo. En todo caso, estos reconocimientos implican un cambio de escenario profundo, porque así las cosas la Agencia Internacional de la Energía no puede contradecir a los grandes agentes del mercado del petróleo. Y si la AIE reconoce por fin que no va a haber un crecimiento significativo de la producción, tendrá que trasladar las recomendaciones pertinentes a los gobiernos. Y eso significará que la cuestión del petróleo no podrá ausentarse de la agenda política por más tiempo. ¿Significará eso que se empezarán a tomar medidas públicas? Ojalá. En todo caso, éste es un terreno nuevo, desconocido. ¿Esperanzador? Lo dudo.

Saludos desde Tierra Incógnita.

AT.

Cementerios nucleares y de los otros

Escrito por oilcrash 30-01-2010 en General. Comentarios (5)
Queridos lectores,

En estas fechas hay cierta polémica por la ubicación del depósito de residuos nucleares; agrupaciones ecologistas y ciudadanos preocupados (por el efecto ambiental) luchan por que no se ubiquen cerca de sus localidades, mientras que alcaldes y ciudadanos preocupados (por el efecto del paro) aspiran a ser la futura sede de este almacén centralizado, no por masoquismo si no por los evidentes beneficios económicos que supondrá tener una inyección constante de dinero en sus municipios. Una vez más, el debate se plantea como una confrontación entre el idealismo medioambiental y el realismo de las necesidades económicas, entre los anhelos bienintencionados e infantiles de un mundo mejor y el análisis frío y objetivo de la realidad, que implica esfuerzos y sacrificios para mantener esta sociedad. Sin embargo, el supuesto análisis de costes y beneficios que decanta la balanza del lado del almacén centralizado de residuos nucleares no incluye todas las variables, y si lo hiciera el resultado sería bastante inquietante.

En este almacén se pretende almacenar durante un período de cien años los residuos nucleares de toda España, tanto los de baja como los de media y alta intensidad. Los residuos estarán dispuestos en contenedores estancos con tres capas de protección, y serán almacenados dentro de unos silos, englobados dentro de una instalación hecha de hormigón reforzado a prueba de terremotos e incluso del impacto de un caza. Se podría pensar que el diseño de la instalación está un tanto sobredimensionado, pero si se tiene en cuenta el riesgo que habría si estos residuos quedaran expuestos al medio ambiente cualquier precaución es poca. Los residuos de más alta actividad, como el plutonio, no son sólo radiactivos sino que además son muy tóxicos, y cantidades mínimas filtradas en el acuífero podrían contaminar hasta niveles letales el abastecimiento de aguas de todas las poblaciones en un radio de varias decenas de kilómetros, eventualmente incluso a centenares de kilómetros si no se pusiera coto a su dispersión. Por tanto, toda medida de protección es justificada y en ese sentido quienes han diseñado el almacén han hecho sin duda correctamente su trabajo. No hay que olvidar que los residuos radiactivos emiten una cantidad de calor nada desdeñable, y eso unido al carácter corrosivo de ciertas sustancias que se forman, e incluso al riesgo de corrosión a largo plazo de la humedad ambiental, hacen aconsejable sustituir los bidones de almacenamiento cada cierto tiempo (del orden de 50 o 100 años) y llegado el caso sustituir el propio almacén, comenzando desde cero; por eso se le da al almacén una vida útil de 100 años. El riesgo es tan elevado que cualquier precaución es poca.

Una de las cosas que primero llama la atención al analizar los costes y beneficios de la energía nuclear es que se minusvaloran los costes asociados a la gestión de los residuos. Esto es lógico: es la práctica normal de todas las industrias en Occidente; los costes ambientales están externalizados (otro los paga) y no se incluyen en el balance de resultados. Lo que es particular de la energía nuclear es que sus residuos tienen una gran letalidad en el corto plazo (de tal modo que al público general le es fácil establecer la conexión causa-afecto) y que son peligrosos durante virtualmente toda la eternidad (centenares de miles de años, que para la escala humana es como decir para siempre). Si se tuviera en cuenta el gasto constante y eterno de la gestión de los residuos es más que dudoso que la energía nuclear sea realmente rentable (salvo que los arrojemos al mar o en un país del Tercer Mundo, como se hacía antes).

Pero si a esto añadimos el oil crash... entonces el problema toma un tinte siniestro. Porque dentro de 100 años, cuando deberíamos renovar el almacén, no tendremos la energía, ni la capacidad técnica, ni posiblemente el conocimiento para hacerlo. Porque la sociedad de dentro de 100 años no tendrá ni la décima parte de la energía de la que disponemos hoy en día, y tendrá que destinar la mayoría de sus recursos a la agricultura, a alimentar la población. Y esa sociedad, en la que afortunadamente el que esto escribe y quienes ahora me leen ya no estaremos, tendrá que gestionar la bomba de relojería del almacén de residuos nucleares. En definitiva, el alcalde que firme la aceptación del almacén en su término municipal está firmando la condena a muerte de toda su comarca y posiblemente de un área decenas de kilómetros a la redonda. Y esta condena a muerte se cumplirá; puede que no en 100 años, pero seguramente en 200 o 300 años. Cuando uno tiene 500.000 años por delante para esperar a que los residuos de alta radiactividad cesen de ser letales, un plazo de unos pocos siglos no es realmente relevante.

Y si ya comienzan a removerse inquietos en su sillón mientras esto leen, piensen que en realidad los problemas se van a presentar mucho antes. Porque la crisis económica creciente va a hacer cada vez más complicado mantener una instalación tan complicada, y costosa energéticamente (el almacenamiento debe ser refrigerado para que la temperatura no supere los 400ºC, cosa no trivial si se tiene en cuenta que los residuos emiten bastante calor). ¿Cuántos años podrá el Gobierno de turno mantener al 100% los costes de esta instalación no productiva, mientras el paro va escalando al 25, al 30, al 40%? ¿Cuánto tiempo se podrá garantizar el suministro eléctrico para la refrigeración y la gestión en general? ¿Cuánto tiempo se podrán mantener todos esos puestos? ¿Cómo se evitará la degradación de la formación de los futuros técnicos en una sociedad que colapsa? ¿Dónde habrá facultades que ejerciten en un saber que sólo será marginalmente útil, al haber desaparecido las centrales nucleares? Como tantas otras instalaciones de la sociedad industrial, su viabilidad se basa en el supuesto insostenible de una sociedad pujante y en crecimiento constante. Y esto se compadece mal de un nuevo escenario de precariedad creciente.

No hay una solución fácil a este problema, porque la alternativa es dejar los residuos en las centrales con idénticos o agravados problemas. Entonces, ¿qué? Quizá buscar un lugar en el mundo, lo más alejado de todo, que convertir en una tierra yerma y muerta para siempre. Donde enterrar nuestra vergüenza y nuestra soberbia. Donde crear, literalmente, el infierno en la tierra. O si no, esperar a que los residuos maten a nuestros nietos o a nuestros bisnietos.

Bienvenidos a la gestión imposible del desastre.

AT.